Ritual de la vela de siete colores: siete días para realizar tus deseos ¿Has visto una vela de siete colores? Ellas son poderosas para re...

Ritual de la vela de siete colores: siete días para realizar sus deseos

ritual da vela de sete cores: sete dias para realizar seus desejos Ritual de la vela de siete colores: siete días para realizar tus deseos


¿Has visto una vela de siete colores? Ellas son poderosas para realizar rituales de siete días y realizar sus deseos más profundos. La energía de la vela de siete colores para realizar rituales

vela de sete cores



La vela de siete colores, además de la vela de siete colores, de ser muy bonita, es también muy poderosa. Su uso esotérico es multifuncional, pues ella lleva en sí la esencia de los colores presentados. Cada color tiene un propósito, por eso, el ritual hecho con esa vela tiene siete potencias: la Fuerza, la Protección, la Armonía, la Buena suerte, la Unión, la Prosperidad y el Bienestar. Más que atraer el amor, como hace la vela roja, o dinero, como hace la vela amarilla o dorada, la vela de siete colores proporciona un equilibrio perfecto entre esas siete potencias, para que consigamos entrar en sintonía con el Universo y realizar nuestros los deseos más profundos.



El ritual de la vela de siete colores te ayuda a reflexionar sobre los problemas que te están abatiendo. Después de los siete días de este ritual, usted verá que tendrá mayor claridad y poder de decisión. Se sentirá motivado e inspirado a combatir las dificultades y perseguir sus deseos. Los obstáculos serán superados y los caminos se abrieron a su frente. Así, usted mismo será capaz de conducirse a la conquista de sus objetivos, pues estará debidamente armonizado y equilibrado.



Ritual de la Invisibilidad con agua de clavo para la protección



Cómo hacer el ritual de los deseos de la vela de siete colores



Usted puede hacer este ritual para cualquier propósito que sea del bien como: amor, paz, salud, prosperidad, protección, sabiduría, etc. No hagas ese ritual para desear el mal al prójimo oa sí mismo.



Paso a paso:



1º - Comience el ritual el día de la semana correspondiente al primer color de su vela. No todas las velas de siete colores empiezan por el mismo color, por eso, atención:




  • Naranja: domingo

  • Blanco: lunes

  • Amarillo: miércoles

  • Púrpura: jueves

  • Azul: Viernes

  • Verde: sábado. 2º - Enciende la vela y prepárate: haz una oración, una meditación o lo que quieras para entrar en contacto con la Divinidad que crees o con la divinidad que habita en ti. . Acalme su corazón, quédese en silencio y paciícelo, con pensamientos positivos. Pida al Universo que atienda su petición, repitiendo varias veces mentalmente lo que desea. Deje la vela consumir solamente el color correspondiente al día de la semana. En el caso de que se produzcan los 7 colores de su vela.



    3º - Repita este proceso sucesivamente durante 7 días, hasta que se consuman los 7 colores de su vela.



    4º - usted puede potenciar su ritual de la vela siete colores utilizando los aromas correspondientes cada día de la semana. Usted puede utilizar velas, inciensos o aceites esenciales de:




    • Domingo: heliotropo

    • Lunes: Coco

    • Martes: Manzana

    • Miércoles: Anis

    • Jueves: Violeta
    • Viernes: Lavanda

    • Sábado: Mirra



    Recuerde que este paso es opcional.



    5º - Si su deseo se realiza antes del final del proceso, encienda la vela y deje que ella consuma completamente este día. Agradezca con mucha sinceridad la realización de su petición, él fue oído y prontamente atendido. En el caso de que no sea atendido durante los 7 días, él deberá ser atendido después de la realización de ese ritual, siempre y cuando usted haya pedido todos los días seguidos, con mucha fe y para el bien, sin perjudicar a nadie.



    Atención: si usted no encuentra la vela de siete colores para comprar, puede hacer ese mismo ritual comprando una vela de cada color y repitiendo el proceso exactamente como se ha descrito anteriormente.



    Usted puede repetir ese el ritual en la entrada de cada estación, para atraer buenas energías para el período que se acerca.