Oración de la mañana poderosa para tener un gran día Poderosa Oración de la mañana para todos los días - Oración del día Para agradece...

Oración de la mañana poderosa para tener un gran día

oração da manhã poderosa para ter um ótimo dia Oración de la mañana poderosa para tener un gran día


Poderosa Oración de la mañana para todos los días - Oración del día



Para agradecer a Dios por la vida y por la vida la oportunidad que tenemos de tener un futuro delante de nosotros, debemos comenzar el día con el sentimiento de gratitud y pidiéndole protección por las 24 horas que enfrentaremos ese día a través de la oración de la mañana. Con las oraciones más poderosas de la mañana:



Oración de la mañana - I



"Por la mañana escucharás mi voz oh Señor



Padre Celestial, vengo a ti agradecer por este nuevo día.



Gracias por la noche que pasó, por el sueño tranquilo y reparador. En esta mañana quiero alabarte Tu nombre y pedir que cada minuto recuerde que mi vida es muy preciosa y que el día de hoy Tú me diste para que me realice y sea feliz.



Rellena con tu amor y tu sabiduría.



Bendice mi hogar y mi trabajo.


En esta mañana tengo buenos pensamientos, hable buenas palabras,



tenga éxito en mis acciones y aprenda a hacer su voluntad.



Entrego esta mañana en tus manos.



Sé que estaré bien.



Gracias, Señor.


>

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

con la fuerza infinita, por la vida, el amor, la prosperidad y la paz que se manifiestan cada vez más en mi existencia. creativa y realizadora que surge como el sol, trayendo riqueza, prosperidad y la paz interior.



Tengo conciencia clara de que puedo alcanzar todo lo que quiero y la dirección para el bien de todos. Asumo la responsabilidad, el poder y la libertad por mis pensamientos, palabras y actos. Puedo y me permito ser sano, próspera y feliz. "Amén."



Oración Poderosa de la noche



Oración de la mañana para el trabajo - III



Señor Jesús, divino trabajador y amigo de los trabajadores, yo consagro a Ti este día de trabajo. Mira a la empresa ya todos los que trabajan conmigo.



Yo le presento mis manos, pidiendo habilidad y talento y también pido que bendiga mi mente, dándome sabiduría e inteligencia, para hacer bien hecho todo lo que me sea confiado y resolver los problemas de la mejor manera. El Señor bendice todos los equipos que yo uso y también todas las personas con las que hablar.



Libérame de las personas deshonestas, mentirosas, envidiosas y que trampa maldades. Envía a tus santos ángeles para ayudarme y proteger, pues, me esforzar para hacer lo mejor, y al final de este día quiero darte las gracias. Amén!














la primera sensación de estar vivo ese día. En la correría del día a día, al despertar asustado con el despertador y tener que correr para arreglarse e ir al trabajo, nos olvidamos de agradecer por estar vivo.



Si alguien nos pregunta: "¿Te gustaría morir hoy?", la mayoría de la gente diría vehemente que no. Entonces, ¿por qué nos olvidamos de agradecer todos los días por el don de la vida? ¿Ya paró para pensar en eso? Es por eso que proponemos que todos los días al despertarte haz la oración de la mañana para todos los días, para comenzar el día bien, con gratitud, con calma, con la protección divina que tanto queremos. Esta también puede ser entendida como la oración del día, pues es la oración más importante de hacerse al principio de cualquier día.



Además de la oración de la mañana, usted puede utilizar también la técnica de perdón Ho'oponopono. Esta técnica nos ayuda a llenar nuestro corazón con amor y gratitud a la hora de perdonar a alguien o algo, facilitando el perdón verdadero. Se realiza con la pronunciación de cuatro palabras potentes que cambian nuestra mente y vibración: "Lo siento. Perdóname. Yo te amo. "Estoy agradecido". Esta técnica es muy eficaz en el tratamiento de un pasado que nos sostiene y nos sofoca. Si desea saber más, vea en este artículo cómo practicar Ho'oponopono.



A través de la oración de la mañana y también de la técnica Hoponopono, trabaje el perdón y la gratitud dentro de sí. Agradezca siempre por todo. Agradezca por estar vivo. Vaya a dormir agradeciendo por el día que vivió y por la noche de sueños que tendrá. Y, despierta todos los días agradeciendo el don de la vida y pidiendo protección para el día que vendrá.