La verdadera adoración a Dios es aquella de corazón, es ofrecer el verdadero sacrificio que es estar completamente entregado al Señor Altísi...

Salmo 50 - La verdadera adoración a Dios

La verdadera adoración a Dios es aquella de corazón, es ofrecer el verdadero sacrificio que es estar completamente entregado al Señor Altísimo, y no a los sacrificios perennes, todo eso es una verdadera adoración a Dios. que se destaca en el Salmo 50 y es la gran verdad que el salmista proclama.



Las fuertes palabras del Salmo 50



Lea con atención:



  • El Poderoso, el Señor Dios, habla y convoca la tierra desde el amanecer hasta su ocaso.

  • Desde Sión, la perfección de la hermosura. Dios resplandece.

  • Nuestro Dios viene, y no guarda silencio; ante él hay un fuego devorador, y gran tormenta a su alrededor.

  • Él íntima los altos cielos y la tierra, para el juicio de su pueblo:

  • Congrega a mis santos, aquellos que han hecho conmigo un pacto por medio de sacrificios.

  • Los cielos proclaman su justicia, pues Dios mismo es Juez.

  • Escucha, pueblo mío, y yo hablaré; oye, oh Israel, y yo te protestaré: Yo soy Dios, tu Dios.

  • No te reprendo por tus sacrificios, pues tus holocaustos están de continuo delante de mí.

  • De tu casa no aceptaré novillo, ni chivos de tus corrales.

  • Porque mi es todo animal de la selva, y el ganado sobre millares de collados.

  • Que es lo que se mueve en el campo es mío.

  • Si tuviera hambre, no diría, pues, mi es el mundo y su plenitud.

  • ¿Comeré carne de toros? ¿o beberé sangre de chivos?

  • Ofrece a Dios por sacrificio acciones de gracias, y paga al Altísimo sus votos;

  • y me invoca en el día de la angustia; yo te libraré, y tú me glorificarás. Pero al impío dice Dios: ¿Qué haces tú en recitar mis estatutos, y en tomar mi pacto en tu boca, ya que aborreces la corrección, y lanzas mis palabras ¿de dónde venir un ladrón, te complacen en él? y tienes parte con los adúlteros.

  • Soltas tu boca al mal, y tu lengua trama engaños.

  • Tú te sientas a hablar contra tu hermano; difamas el hijo de tu madre.

  • Estas cosas has hecho, y yo me callé; pensaba que en realidad yo era como tú; pero yo te acusaré, y todo te pondré a la vista. Por eso, vosotros que os olvidáis de Dios, para que yo no os despedirá, sin que haya quien os libre.

  • El que ofrece por sacrificio acciones de gracias me glorifica; y al que bien ordena su camino, mostraré la salvación de Dios.(Salmos 50: 1-23)



    Haga clic aquí: Salmo 49 - Las locuras de la riqueza terrena y la riqueza divina



    Interpretación del salmo 50




    Versículos 1 A 6: Nuestro Dios viene



    En estos versículos se destaca la figura de Dios como juez y su soberanía entre todos. Dios es el señor de todos los santos, los mismos que ofrecieron sacrificios en su nombre, él viene para todos.



    Versículos 7 A 15: Ofrece a Dios por sacrificio acciones de gracias



    Es destacado que Dios no condena los sacrificios ofrecidos en su nombre, pero lo que le agrada es un corazón entregado a él porque las cosas de la tierra pasarán, pero las cosas de lo alto son eternas, así como la divinidad de Dios. En estos pasajes está destacado el discurso de los impíos, que utilizan los sacrificios que ofrecen a Dios como excusa para sus maldades, pero Dios es justo y su juicio viene en tiempo cierto.