Cosmón y Damián eran dos hermanos gemelos nacidos en la península arábiga alrededor del año 260 dC La historia cuenta que ellos eran médicos...

Oración a San Cosme y Damián: para protección, salud y amor

Cosmón y Damián eran dos hermanos gemelos nacidos en la península arábiga alrededor del año 260 dC La historia cuenta que ellos eran médicos y trataban a los enfermos sin cobrar, pues eran muy devotos y religiosos, ayudando a quien necesitaba por la fe. Aprende la poderosa oración a San Cosme y Damián para que proteja de todos los males y traiga la bendición del amor a la familia.

Oración a San Cosme y Damián: para la protección y las bendiciones



oração a são cosme e damião



Reza con mucha fe:



San Cosme y San Damián, por amor a Dios y al prójimo, consagraras la vida en el cuidado del cuerpo y del alma de los enfermos.



Bendice a los médicos y farmacéuticos.



Alcanza la salud para nuestro cuerpo.



Fortalece nuestra vida.



Cura nuestro pensamiento de toda maldad.



Tu inocencia y sencillez ayudan a todos los niños a tener mucha bondad unas con otras.



Haced que conserven siempre la conciencia tranquila.



Con tu protección, conserva mi corazón siempre simple y sincero.



Haced que recuerde con frecuencia estas palabras de Jesús: dejen venir a mí a los niños, pues de ellos es el reino del cielo San Cosme y San Damián, ruega por nosotros, por todos los niños, médicos y farmacéuticos.



Amén. "



Oración de las siete estrellas para el amor: sepa cómo reconquistar el amado



Oración de San Cosme y Damián para el amor



Reza esa oración a San Cosme y Damián en el íntimo de su corazón y, mientras reza, mentalice las cosas buenas de su vida. Que el amor llegue hasta ti por la intercesión de San Cosme y Damián.



"Amados San Cosme y San Damián,



En nombre del Todopoderoso. Yo busco en vosotros la bendición y el amor.



Con la capacidad de renovar y regenerar,



Con el poder de aniquilar cualquier efecto negativo



De causas derivadas



Del pasado y presente,


>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

Esté en mi corazón!



Vitaliza mi hogar,



Cada día,



Traiéndome paz, salud y tranquilidad.



Amados San Cosme y San Damián,



Yo prometo que,



Alcanzando la gracia,



No los olvidar jamás!



Y en el caso de que se trate de una de las más importantes de la historia de San Cosme y Damián, devotas a Cristo desde muy joven, cuando su madre Teodata los introdujo a la fe cristiana. Cuando crecidos, se cree que se mudaron a Siria para estudiar medicina y se formaron doctores. A partir de entonces, ellos pasaron a tratar de los enfermos sin cobrar a las personas menos favorecidas. Durante sus vidas, ellos lograron curar a personas tanto por sus conocimientos científicos como por el poder de la fe y de la oración, que creían verdaderamente.



Sin embargo, el Emperador Diocleciano inició una persecución a todos los cristianos y acabó por prender a San Cosme y Damián por acusación de brujería. Ellos fueron torturados y condenados a muerte por apedreamiento y flechas. Pero al final de la pena, los hermanos permanecían vivos. Entonces el emperador ordenó que fueran quemados en la plaza pública. Pero por milagro divino, los hermanos no se quema. Ya revuelto y seguro de que eran hechiceros, el emperador ordenó que fueran ahogados, pero los ángeles de Dios los salvaron. Pero el emperador no se dio por satisfecho ni aceptó todas las pruebas que Dios dio de la divinidad de estos hombres y mandó que cortar sus cabezas. Así, los hermanos fallecieron, pero fueron elevados por Dios a Santos.



En la religión católica, el día de San Cosme y Damián es el 27 de septiembre. Hay sincretismo religioso con la Umbanda y religiones afro-brasileñas, donde ellos son representados como entidades infantiles, también festejados el 27 de septiembre. En la Iglesia Ortodoxa se celebran el 1 de noviembre. Los santos son evocados para la ayuda de enfermos y necesitados.